Torre de Londes

La Torre de Londres, una maravilla histórica en el corazón de la ciudad

  • Una de las visitas más interesantes que se pueden hacer en la capital inglesa es la de la Torre de Londres, una fortaleza que se encuentra junto al río Támesis, como muchas de las principales atracciones turísticas de esta ciudad. Si visitas la Torre de Londres harás un viaje por 1000 años de historia: construida por Guillermo el Conquistador en el año 1078, se convirtió en un símbolo de opresión al ser utilizada como prisión, aunque ese no era el propósito cuando se construyó. La Torre de Londres ha sido clave en la historia de Inglaterra, ya que controlarla significaba a menudo controlar el país. Pero la verdad es que por más bella y espectacular que te pueda parecer ahora, aún la encontrarás más extraordinaria cuando conozcas su historia.
    Y para que todo sea más fácil no tienes más que reservar uno de nuestros apartamentos próximos a la Torre de Londres. Tu visita a la Torre de Londres será mejor con GowithOh.
  • La Torre de Londres se encuentra en el municipio de Tower Hamlets, que es donde se encuentran nuestros apartamentos próximos a la Torre de Londres. Tower Hamlets se encuentra al este de la City y al norte del Támesis, y alberga muchos de los edificios más altos de la capital londinense. Allí viven más de 270.000 londinenses y se concentra una de las principales minorías étnicas, los bangladesíes británicos. Se encuentra también muy cerca de la City, el centro financiero de Londres y uno de los protagonistas de su hermoso perfil urbano.

    Como seguramente ya sabes, la Torre de Londres sirvió como prisión durante muchos años, y entre los prisioneros que fueron posteriormente ejecutados hay algunos nombres famosos. Ana Bolena, la segunda mujer del rey Enrique VIII, fue encerrada en esta prisión tras ser arrestada en 1536. Fue decapitada en las instalaciones de la Torre de Londres después de ser declarada culpable de adulterio y traición. Más adelante, el nazi Rudolph Hess también estuvo encerrado en la Torre de Londres. Fue el último preso de estado en este castillo después de que Winston Churchill ordenara que lo enviaran allí en 1941. Solo estuvo encarcelado durante unos días, pero cuenta la leyenda que estuvo escondido en la Torre de Londres hasta que fue juzgado.
  • Tanta historia puede que te haga desear volver a la realidad y a una época más moderna. Si te apetece ir de compras, también podrás hacerlo cerca de la Torre de Londres. El muelle de St. Katharine cuenta con un interesante mercado de alimentos donde también te podrás tomar algo. También hay algunas tiendas de arte que llamarán tu atención, como la Alexander Miles Gallery, donde podrás comprar joyas y objetos de diseño, y Artopia, donde encontrarás obras de arte de artistas locales. También hay una zapatería y, por supuesto, una tienda para comprar regalos náuticos. Después de todo, estás en un muelle histórico.
    Pero si prefieres las compras de toda la vida, puedes coger la línea 15 de autobús y plantarte en el centro comercial One New Change en 15 minutos.
  • Si te alojas cerca de la Torre de Londres, comprobarás que es una buena zona para dar un paseo. Basta con que te dirijas hacia el río y enseguida verás la gran fortaleza y muchos otros de los monumentos de la ciudad, como el Tower Bridge. La estación de metro más cercana es “Tower Hill”, donde podrás coger la línea District que te llevará a otras atracciones turísticas como la City (estaciones “Monument” o “Mansion House”) o el London eye (estación “Embankment”). Si vas en tren y tu apartamento está cerca de la Torre de Londres, podrás usar las estaciones “Tower Gateway” y “Fenchurch Street”.
    Tienes también otras alternativas para desplazarte. Por ejemplo, puedes alquilar una bici aprovechando que hay carril bici por la zona y seguir alguna de las rutas que hay para hacer en bicicleta. También puedes ir en barco a otras partes de la ciudad. El embarcadero más cercano es Tower Pier, desde donde podrás ir a Charing Cross, Greenwich y Westminster.
  • El interior de la Torre de Londres bien vale una visita. La entrada incluye también la visita a la exposición de las Joyas de la Corona, además de otras exposiciones como la de monedas, y una visita guiada con recreaciones históricas. Si vas con niños, debes saber que hay muchas actividades para ellos. El precio de la entrada es de unas 24 libras, pero hay tarifas especiales para niños y familias, y también descuentos para estudiantes y personas discapacitadas. Puedes hacer la visita por la mañana o por la tarde, pero no olvides comprobar antes el horario de apertura porque es diferente en invierno y en verano.

    Por la zona hay muchos otros lugares que vale la pena visitar. Si reservas uno de los apartamentos de GowithOh cerca de la Torre de Londres, enseguida te darás cuenta de que el municipio de Tower Hamlets es muy agradable. Como hemos comentado más arriba, hay varias rutas en bicicleta para conocer el barrio, el Tower Bridge está a apenas unos minutos a pie e incluso puedes hacer un crucero por el Támesis. Además, la City de Londres está muy cerca, así que también podrás disfrutar de varios ejemplos de arquitectura moderna. Al otro lado del río, se encuentra el Museo del Diseño.
  • Y como era de esperar, un monumento tan destacado está rodeado de excelentes restaurantes. La increíble historia de la Torre de Londres despertará tu apetito, y tú seguro que te mereces una buena comida después de tanto aprendizaje. El mercado del muelle de St. Katharine es perfecto para comer algo: en el restaurante Strada podrás saborear comida italiana y, en el Ping Pong, comida asiática. Ambos restaurantes tienen una bonita terraza para comer al aire libre si el tiempo acompaña (lo cual no es muy habitual en Londres, la verdad).
    El restaurante más famoso de la zona es el Perkin Reveller, un moderno restaurante británico con menús de temporada elaborados con productos locales.
  • Junto al muelle de St. Katharine, a pocos minutos de la Torre de Londres, se encuentra el restaurante Medieval Banquet, que ofrece lo que su nombre indica, una recreación de un auténtico banquete medieval del que podrás formar parte. No es barato, pero una cena con espectáculo con una duración aproximada de 4 horas es el remate perfecto después de una visita cultural a la Torre de Londres. Trovadores, cortesanos, artistas y, por supuesto, Henry VIII amenizarán la velada mientras tú saboreas una cena tradicional inglesa de 4 platos. Para los vegetarianos, hay una versión vegetariana mucho menos fiel a la historia. Después de la cena, más música y baile.
    Si una recreación medieval no es lo tuyo, tienes otras opciones más modernas, como un bar: el Bavarian Beerhouse Tower Hills es el lugar perfecto para tomar algo. Si prefieres un pub, te recomendamos el Anchor Tap, un auténtico pub inglés que no olvidarás fácilmente. Y si lo que quieres es despejar la mente bailando, puedes disfrutar de una fiesta a bordo de un barco en el Tower Millenium Pier.
 
 

Apartamentos cerca de la Tower of london

 
 
Página 1 de 6    
 
 

Nuestros destinos