Ciudad del Vaticano

La Ciudad del Vaticano, un magnífico enclave amurallado dentro de Roma

  • Roma es una ciudad particular, y no solo por las maravillas del Imperio romano que se pueden visitar, sino porque alberga un país entero. La Ciudad del Vaticano es el país más pequeño del mundo en tamaño y en población, y se encuentra en un enclave amurallado en plena ciudad. Es también un estado particular: está gobernado por el jefe de la Iglesia Católica, el Papa, y todos sus funcionarios son miembros del clero.
    En la Ciudad del Vaticano, encontrarás iconos religiosos como la magnífica Basílica de San Pedro, además de un patrimonio espectacular en la Capilla Sixtina y en los Museos Vaticanos, donde podrás ver algunos de los cuadros y de las esculturas más famosos del mundo.
  • Si reservas un apartamento cerca de la Ciudad del Vaticano, tus vecinos seguirán siendo los romanos, ya que este estado religioso e independiente se encuentra en la ciudad de Roma. Tus vecinos temporales, además de los lugareños, serán turistas como tú y también católicos de visita a un punto de referencia muy importante: la Ciudad del Vaticano es un lugar de peregrinación muy destacado.
    Hoy en día, la Ciudad del Vaticano tiene una población inferior a 1.000 personas y está gobernada por la autoridad del Papa Francisco, que fue elegido Papa en 2013. Los habitantes de la Ciudad del Vaticano tienen la nacionalidad por jus officii, lo que significa que la obtienen por trabajar al servicio de la Santa Sede.
  • Cerca de la Ciudad del Vaticano se encuentra una exclusiva zona comercial, situada en Via Cola di Rienzo. Esta larga calle se encuentra entre la estación de metro “Ottaviano” y la entrada a la plaza de San Pedro. Hay tiendas de United Colours of Benetton, Nike, Vans, Brandy Melville o Guess para que compres ropa, zapatos y accesorios. También encontrarás Zara Home, con artículos de decoración para el hogar, o KIKO, para que no te falte nada de maquillaje.
    En la Ciudad del Vaticano también podrás comprar recuerdos religiosos para tus familiares y amigos.
  • El mejor medio de transporte en Roma serán tus pies. Y es que la red de metro de Roma no es tan extensa como la de otras capitales europeas como consecuencia de los numerosos restos del antiguo Imperio romano, de modo que es más rápido desplazarse a pie. Además, hay tanto que ver que no tendrás que andar mucho para ir de un punto de interés a otro.
    Sin embargo, la Ciudad del Vaticano no se encuentra en el centro de la ciudad. Mientras que la mayoría de los puntos de interés turístico se encuentran al este del río, el país más pequeño del mundo está al oeste. La estación de metro más cercana es “Ottaviano”, por donde pasa la línea A, que te llevará directamente a Villa Borghese (estación “Flaminio”) o al centro histórico (estación “Spagna”). Además, también hay cerca una estación de tren: Roma S. Pietro.
  • Para hacer una visita completa a la Ciudad del Vaticano tendrás que pasarte allí casi todo el día, sobre todo si quieres subir a la cúpula de la Basílica de San Pedro y también ir a los Museos del Vaticano. Lo primero que verás será la plaza de San Pedro, donde podrás admirar las grandes columnas y la hermosa plaza, una de las más grandes del mundo (puede albergar hasta 300.000 personas). Al final, podrás visitar la Basílica de San Pedro, el enclave papal, una gran basílica de estilo renacentista y barroco que te dejará con la boca abierta. Podrás entrar y subir al interior de la cúpula, pero ten en cuenta que las escaleras son muy estrechas, así que no te lo recomendamos si tienes claustrofobia. Fuera de la basílica, verás la pintoresca Guardia Suiza, con los vivos colores de su uniforme. A los niños les encantará hacerse una foto con ellos.
    Por supuesto, durante la visita a la Ciudad del Vaticano, no puedes perder la oportunidad de ir a los maravillosos Museos del Vaticano, una de las colecciones más importantes del mundo. De hecho, los Museos del Vaticano concentran casi todas las visitas culturales de los turistas, ya que además de admirar la Capilla Sixtina se pueden ver obras de arte coleccionadas por los Papas durante siglos. Sus 54 galerías los convierten en uno de los mayores museos del mundo. Puedes (y deberías) comprar la entrada por internet y además te recomendamos que vayas pronto porque siempre hay mucha cola para entrar. Abren de lunes a sábado.
    Si después de visitar la Ciudad del Vaticano todavía estás de humor para más lugares de interés turístico, un poco hacia el este, al lado del río Tíber, se encuentra el castillo de Sant'Angelo, una gran fortaleza donde descubrirás muchas cosas acerca la historia de Roma.
  • Si te alojas en un apartamento cerca de la Ciudad del Vaticano, tendrás a tu alrededor muchas opciones para disfrutar de una buena comida. Si te apetece saborear cocina italiana para comer o cenar, la Trattoria Massa y la Osteria delle Commari cumplirán tus expectativas. Si te cuesta decidirte entre dulce y salado, el Forno Feliciani es la mejor opción porque te ofrece ambas cosas. Para una comida rápida, puedes ir al Ristorante dei Musei, donde también encontrarás platos más internacionales.
    Es difícil imaginarse que alguien se pueda cansar de la cocina italiana, pero si quieres probar algo diferente o cambiar un poco, puedes ir al restaurante mejicano La Cucaracha, donde encontrarás platos sabrosos, aunque el nombre no sea muy tentador.
  • Como puedes imaginarte, no hay bares dentro de la Ciudad del Vaticano. Por suerte, el país más pequeño del mundo se encuentra en una de las ciudades más animadas de Europa. Si cruzas el río en dirección al centro histórico, encontrarás mucha gente por la calle y un gran ambiente, sobre todo las noches de verano.
    Sin embargo, si te apetece tomar algo por la zona, también podrás hacerlo. Al sur de la Ciudad del Vaticano, encontrarás el McQueen, una birrería para tomarte una cerveza fresca rodeado de lugareños. Al norte, está el Saxophone, un pub alemán muy conocido entre los lugareños, y el Fonclea, un restaurante pub que también cuenta con música en directa. En definitiva, no te preocupes porque te lo puedes pasar muy bien alrededor de la Ciudad del Vaticano.
 
 

Apartamentos cerca de la Ciudad del Vaticano

 
 
Página 1 de 17    
 
 

Nuestros destinos