Villa Borghese

Villa Borghese, el pulmón verde de Roma

  • Villa Borghese es uno de los parques más grandes de Europa y el pulmón verde del centro de Roma. Es un destino perfecto para disfrutar en familia: los niños podrán correr y jugar y los no tan niños gozar de la belleza de estos jardines de estilo romano e inglés, de los lagos y de los templos. Villa Borghese es además uno de los centros culturales de la ciudad gracias a la presencia de varios museos: la Galería Borghese, la Galería Nacional de Arte Moderno o el complejo arquitectónico de Villa Médici. Además, en el Bioparco de Roma, nombre con el que se conoce el zoológico, los niños podrán ver muchos animales.
    Tal y como la conocemos ahora, Villa Borghese data del año 1605, cuando el cardenal Scipione Borghese decidió convertir unos viñedos en jardines. Más adelante, estas tierras, que pertenecían a la familia Borghese, se remodelaron para convertirlas en jardines de estilo inglés. Villa Borghese pasó a ser un parque público en 1902, cuando la familia vendió las tierras al Estado, excepto el edificio principal, que se acabaría convirtiendo en la Galería Borghese.
  • Villa Borghese se encuentra entre el rione IV de Roma, Campo Marzio (antiguamente conocido como Campus Martius y una parte muy importante de la antigua Roma), y el barrio de Pinciano, el tercer barrio de Roma, situado justo al norte del parque. Se trata de un barrio principalmente residencial y también es una zona de negocios. Junto con los otros dos primeros barrios históricos de Roma, Parioli y Flaminio, es una de las zonas más elegantes de la ciudad. Si reservas un apartamento cerca de Villa Borghese, disfrutarás de un ambiente tranquilo y alejado de las masas de turistas que invaden el centro de la ciudad.
  • Justo al principio de Villa Borghese, donde está el monte Pincio, se encuentra la Piazza del Popolo. De hecho, basta con bajar las escaleras de Villa Borghese para llegar a la plaza, que es el punto donde converge el Tridente de Roma, una zona comercial formada por las tres calles comerciales principales del centro de la ciudad: Via del Corso, Via del Babuino y Via di Ripetta. En estas tres calles encontrarás las marcas más importantes: desde las más asequibles como Zara, H&M o Mango (la mayoría en Via del Corso) a las de alta costura como Versace, Hugo Boss o Emporio Armani. Los apartamentos situados cerca de Villa Borghese tienen la ubicación ideal para ir de compras.
  • La red de metro de Roma no es tan amplia como la de otras ciudades europeas como consecuencia de los numerosos restos de la antigua Roma que hay bajo tierra. Afortunadamente, hay tantos monumentos importantes y espectaculares que no hace falta andar mucho entre uno y otro.
    Villa Borghese no está en el centro histórico de la ciudad pero las estaciones de metro más cercanas (“Spagna” y “Flaminio”, esta última es también una estación de tren) sí que lo están, así que probablemente podrás ir a pie al siguiente punto de interés. Sin embargo, si vas a pasar mucho tiempo en Villa Borghese, a lo mejor te puede interesar alquilar una vespa. Hay muchas empresas de alquiler de motocicletas en Roma, ya que es un medio de transporte ideal para desplazarte por esta ciudad, sobre todo si viajas con tu mejor mitad.
    Además, hay varias líneas de autobús que van a Villa Borghese: 49, 88, 95, 490 y 495.
  • Villa Borghese es un lugar ideal para pasar un día tranquilo en familia, disfrutar de la naturaleza y de la belleza de los jardines y hacer un picnic, ya que este parque es como un oasis en medio de la caótica ciudad de Roma, un poco de aire fresco durante el viaje. Pero si no quieres descansar sino aprovechar al máximo tu tiempo en Roma, hay miles de cosas que hacer. Puedes ir a la Galería Borghese, uno de los museos más destacados de la capital italiana, para admirar obras de arte de artistas tan importantes como Rafael o Caravaggio. También puedes visitar los hermosos jardines, los lagos, los templos, las fuentes y los edificios, un espectáculo constante que combina la naturaleza y la arquitectura más espectaculares.
    Puedes ver el Silvano Toti Globe Theatre, una reproducción del Shakespeare’s Globe de Londres, y admirar el Reloj de agua de Pincio. También puedes llevar a los niños al Bioparco de Roma para que conozcan muchas especies del mundo animal. Otra opción es alquilar bicicletas o patines en las entradas principales del parque para disfrutar de un día en familia haciendo deporte.
  • Cerca de Villa Borghese hay numerosos restaurantes de cocina italiana como Giarrosto Fiorentino, Ristorante Vladimiro y Sapore d’Ischia, entre otros.
    Allí mismo en Villa Borghese, podrás tomarte un café o picar algo en un escenario de ensueño, como es la Caffetteria Casina del Lago, situada justo en medio del parque. Es una cafetería acogedora con una decoración sofisticada y elegante.
    Por último, tienes otra opción que hará las delicias de los más pequeños y os permitirá disfrutar aún más de este gran espacio natural: un picnic en el parque. Entra en una de las muchas panaderías del centro, compra una focaccia y dirígete al parque para disfrutar de la naturaleza y del sol.
  • Para disfrutar de la vida nocturna en la capital italiana, deberás alejarte de Villa Borghese. Los parques son fantásticos durante el día, pero por la noche probablemente querrás algo más animado. Cerca de Piazza del Popolo, hay varios pubs y bares para tomar algo como el Stravinsky Bar, Morrison’s o The Highlander Pub.
    Si lo que te apetece es bailar, tendrás que alejarte aún un poco más del centro. Coge el metro hasta la estación “Piramide” (si lo coges en “Flaminio” o “Spagna”, tendrás que hacer trasbordo en “Termini”). La mayoría de las discotecas se encuentran en esta zona.
 
 

Apartamentos cerca de la Villa Borghese

 
 
Página 1 de 18    
 
 

Nuestros destinos