3 días en Praga – castillos y adoquines – día 1

Una de las mejores cosas de Praga como destino es que en el centro de la ciudad se concentran muchos de sus lugares de interés. No sólo es una ciudad muy accesible a pie sino que además caminar por sus estrechas calles es la mejor manera de conocer la ciudad y descubrir algunas joyas ocultas. Los que no estén interesados en caminar por sus calles durante ocho o nueve horas, o los que simplemente necesiten un descanso, podrán usar el transporte público de la ciudad que, afortunadamente, es bastante completo. Durante tu itinerario, subir o bajar del tranvía o del metro no supondrá ningún problema.

Ten en cuenta que puede ser un poco agobiante tratar de ver todo en sólo 3 días ya que Praga cuenta con muchísimos lugares de interés turístico. A continuación te daremos unas sugerencias sobre cómo sacar el máximo provecho de la Ciudad Dorada si sólo dispones de unos días para visitarla.

Día 1

09:00 – primera parada, la Plaza del Casco Antiguo

Old Town Square by shettelbusLa Plaza del Casco Antiguo de Praga es el lugar perfecto para empezar a explorar la ciudad. Para mucha gente es el lugar más emblemático de Praga, y no es de extrañar, ya que es donde se encuentra la estatua de Jan Hus, la majestuosa iglesia de Nuestra Señora de Tyn o el Reloj Astronómico de cuento de hadas. Podrás disfrutar de las impresionantes vistas de los tejados rojos del casco antiguo desde lo alto del edificio del Ayuntamiento. Si quieres ver las figuritas del reloj que anuncian la hora, llega un poco antes de las 09:00.

10:00 – piérdete

Café Louvre by shokEquipado con un mapa, adéntrate en el laberinto de calles empedradas que se encuentran cerca de Male Namesti, la pequeña plaza situada al lado de la Plaza del Casco Antiguo. Ábrete camino a través de las hordas de turistas hacia las calles menos transitadas, mira con detenimiento los escaparates, las galerías de arte, y dirígete hacia la Plaza de Belén (Betlemske Namesti). Desde ahí, encuentra el camino hacia la bulliciosa calle Narodni y el Café Louvre, fundado hace más de 100 años, y relájate tomándote uno de sus famosos chocolates calientes o un almuerzo ligero. Como alternativa, también puedes renunciar a sus platos y cruzar la calle para ir a Jan Paukert, la tienda delicatessen favorita de los habitantes locales, donde podrás probar una gran variedad de ‘chlebicky’ (montaditos).

12:30 – vistas panorámicas

Petrín tower by chilangocoContinúa por la calle Narodni hacia el río Vltava y podrás contemplar el Teatro Nacional, de estilo neo-renacentista. Cruza el Puente de las Legiones y mira hacia la derecha para contemplar una de las mejores vistas del Puente de Carlos, con Malá Strana (la Ciudad Pequeña) y el Castillo de Praga de fondo. Dirígete a la otra orilla y sigue las vías del tranvía hasta que giren a la derecha. En este punto podrás coger el funicular que sube a la cima de la frondosa Colina de Petrin, ya sea desde la parada que se encuentra a mitad de trayecto, o hasta la parada final que te deja en la cima. Elige un banco con vistas a la ciudad y disfruta de tu almuerzo al aire libre antes de subir a la mini Torre Eiffel de Praga, que ofrece maravillosas vistas panorámicas de la ciudad.

14:30 – a la conquista del castillo

Sigue el camino que va a Hradcany, el barrio del castillo, a través del parque de Petrin. Este tramo de camino pavimentado discurre a través del bosque y luego emerge para ofrecer espectaculares vistas de la Ciudad Pequeña. Desde aquí, si te entra sed, podrás dirigirte hacia el complejo del monasterio de Strahov donde se encuentra la cervecería Klasterni Pivovar que sirve fuertes y refrescantes cervezas, o seguir recto hacia el castillo y hacer una parada en la centenaria cervecería U Cerneho vola (al Buey Negro).

Tómate todo el tiempo del mundo para pasear por el inmenso complejo del Castillo, del cual se dice que es el más grande del mundo. Echa un vistazo a la catedral de San Vito y al Callejón de Oro antes de conocer sus múltiples patios y bajar las escarpadas escaleras que llevan a la calle Nerudova, repleta de tiendas de souvenir y baratijas.

18:30 – hora de cenar

Pilsner Urquell by Michal SängerSi tienes apetito, dirígete a Lokal, situado en la Ciudad Pequeña. Allí podrás degustar la auténtica cocina checa, preparada por los seguidores del movimiento Slow Food, y acompañarla de refrescantes pintas Pilsner Urquell. Si te apetece una copa antes de acostarte, dirígete a Vinograf, un local donde podrás degustar una copa de vino de Moravia, o al Blue Light, donde podrás tomarte tu último cóctel antes de volver a tu apartamento.


¡Saca provecho!

Disfruta de estos descuentos exclusivos.

Leer más

Últimas reservas en Praga

¡Obtén todos los artículos de Praga en un click!

Al proporcionar su correo electrónico acepta recibir información útil de GowithOh como descuentos exclusivos, próximos eventos y consejos acerca de nuestros destinos.